KATIE MELUA EMBRIAGÓ A SU PÚBLICO A GOLPE DE VOZ

SILVIA GARCÍA | 26 DE JULIO DE 2012 | ACTUALIDAD

Katie Melua, en plena actuación en el Teatro Circo Price. / SILVIA GARCÍA.



La cautivadora voz de Katie Melua se presentó en el Teatro Circo Price como uno de los conciertos del programa de Veranos de la Villa de Madrid. La británica de origen georgiano puso a su público en pie.

Comenzó su carrera en el año 2002, cuando fue fichada por el compositor Mike Batt con el que ha producido y compuesto varios éxitos. Meluaha sacado al mercado hasta 5 álbumes de estudio, el último de ellos en marzo de este año, Secret Symphony.

El primero que apareció en el escenario fue Tim Harris el bajista de la banda que acompaña a Melua. Le siguieron la violinista Konoto Sato, Jim Watson que se ocupa del piano, el percusionista Henry Spinetti y el guitarrista Luke Potashnick. Tras ellos, Katie Melua, envuelta en un vestido azul.

Katie Meluacomenzó a cantar y los instrumentos siguieron su voz, marcando los sonidos al más puro estilo jazz, soul y blues. Melua estaba tímidamente segura tras el micrófono y comenzó a desplegar esa voz que cambia suavemente de registros sin verse forzada por ello.

Sobre el escenario, la artista mostró al público que la acompañaba, sus nuevas canciones, sin dejar de recordar las más conocidas de su trayectoria artística. Tras los primeros temas, se dirigió al público porque quería contarnos una historia, cogió su guitarra y comenzó a marcar los acordes de If You Were A Sailboat, uno de los temas compuestos y producidos con Mike Batt y presentes en su tercer disco, Pictures.

De su último trabajo pudimos escuchar Secret Symphony, Walls Of The Worl y un solo acústico en Better Than A Dreams. Así mismo, hizo muy buenas versiones de Crawling Up A Hill de John Mayall, Kozmic Bluesde Janis Joplin y la que presenta en su último disco Moonshinede Fran Healy.

Los sonidos instrumentales iban creando la atmósfera en la que Katie Melua se movía con soltura. Cogía y dejaba la guitarra según fuera la canción e incluso, se atrevió a coger el micrófono en varias ocasiones para moverse por el escenario. Y todos la seguíamos con los ojos. Ella estaba disfrutando y nosotros también.

En el Teatro Circo Price, también se escucharon los sonidos orientales, incluidos en la canción Nine Million Bycicles, compuesta por Maluay Batt, tras regresar de un viaje de Beijing. Dedicó a todas las parejas que había en el teatro el tema, Call Of The Search y puso a su público a dar palmas con varios temas como Plague Of Love, con la que el concierto llegaba a su fin. Comenzaron a producirse los solos por parte de los músicos que acompañan a Melua, unos artistas cuya unión consigue crear ritmos y sonidos, limpios y evocadores.

Era el momento de terminar a lo grande. Un tema marcado por los sonidos más jazzeros del contrabajo y la percusión, Two Bare Feet,  hizo que el público se pusiera en pie, diera palmas y cantara junto a Katie Melua.

Tras la canción, el público se puso en pie, aplaudió, silbó y pataleó, mientras Melua y su banda lo agradecían. Para disfrute de los allí presentes, tocaron dos temas más, Closet Thing To Cazy y I Cried For You, dando con ésta por finalizado el concierto, la elección de un tema que le aporta un buen final, según explicó la artista.

Efectivamente, era un tema ideal. Acompañada del violín de Konoto y su guitarra, se despidió de su público.


© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks