ZOÉ, UNA GRAN FAMILIA

SILVIA GARCÍA | 19 DE JULIO DE 2012 | ENTREVISTA

León, Sergio, Jesús, Ángel y Rodrigo, ZOÉ.






Lo que nos interesa es transmitir lo que sentimos con música 

Se conocen desde que estaban en el colegio, se entienden,  se complementan y actúan como una familia. Están en España, lugar con el que se identifican y en donde darán algunos conciertos, como ya han hecho en Barcelona y en Bilbao.

Se conocen desde hace mucho tiempo, llevan trabajando bastantes años, ¿cómo son las relaciones entre vosotros?

Nos conocemos desde la escuela, hace unos 25 años. Lo bonito es que primero fuimos amigos y luego colegas, es como estar con la familia con los hermanos. De hecho, una cosa muy difícil que tiene una banda es mantenerse juntos, pero nosotros lo hemos sabido llevar, hoy en día, con el paso de tantos años estamos canalizados, sabemos lo que queremos. Somos como una familia y resolvemos las cosas como tal. A nivel musical, son tantos años… Uno trae un acorde o una canción y el resto sabe seguirle o decir lo que está mal, es decir, estamos muy acoplados, muy de acuerdo con lo que queremos.

¿La música ha estado presente en la vida de los componentes de ZOÉ?

Desde siempre, estuvimos juntos en el Aula de Música, cuando comenzábamos a dar los primeros acordes. A León, nos lo presentaron en una audición, como un chico que componía canciones y desde entonces estamos juntos. Encajamos muy bien desde el principio.

Nos parecen curiosos los títulos de los álbumes de ZOÉ, Rocanlover, Reptilectric, Memo Rex Commander… ¿de dónde salen?

Nos gusta inventarnos palabras que puedan definir los proyectos que hemos ido sacando, es muy divertido.

¿Cómo es el proceso de creación de una nueva letra?

Varía según el momento. Hay veces que llega uno con un acorde, con una melodía y empezamos a desarrollar la canción, otras veces, León trae una canción en la guitarra acústica y partimos desde ahí, o bien desde cero, uno comienza un acorde y comenzamos a crear. No hay ninguna regla a seguir, vamos proponiendo según nos va saliendo, que es lo mejor de la vida del artista, que en seguida con tu grupo consigues saber qué es lo que el otro te quiere mostrar.

En vuestros diferentes álbumes, habéis contado con grandes productores internacionales y también os habéis autoproducido,¿cuáles son las diferencias más significativas?

Hemos pasado de todo, si bien los tiempos han cambiado muchísimo con internet y la globalización. Hoy en día, cualquier banda, incluso las grandes, ya se gestionan solas por lo que es una posibilidad real la que hay en el mundo de la producción musical. Nuestros inicios fueron duros, en México el panorama no era el mejor cuando comenzamos, pero ahora, la oferta es diferente. Es algo muy positivo que se pueda salir adelante sin necesidad tener detrás un gran sello discográfico. Pero aun así, es cuestión de elegir, nosotros ahora tenemos un contrato con EMI, pero eso, no nos condiciona a la hora de crear nosotros nuestra música, qué hacer o cómo funcionar. Uno como artista o como banda, sabe lo que necesita y lo que quiere.

¿Qué prefiere ZOÉ la calma del estudio o el subidónde tocar en directo?

Son dos partes de nuestro trabajo. Ambas nos encantan, en el estudio es todo tranquilo, intentando sacar buenas ideas y buenas canciones. Las dos cosas son totalmente distintas y ambas nos encantan.

Hablando de directos, ¿qué ofrece ZOÉ en sus conciertos?

Nuestros conciertos buscan compartir, compartir un poco de buena música, música hecha por gente con el corazón, con el fin de disfrutar y pasarlo bien. Además tenemos claro que el directo es muy distinto a los discos, tenemos que darle a la gente energía, por lo que intentamos, no tocar las canciones tal y cómo están grabadas.

¿Destacarías algún concierto por haber sido brillante o desastroso?

Todos los conciertos tienen su encanto, ha habido momentos muy bonitos con conciertos muy grandes, con mucha gente y son momentos que no se olvidan, pero por otro lado, nos acordamos de esos primeros conciertos en los que venía la familia y no había más. Todos tienen su encanto, hayan sido desastrosos o buenos, pero todo lo que nos ha pasado, nos ha llevado a donde estamos ahora.

¿Cómo banda tenéis algún ritual o costumbre antes de un concierto?

Justo antes no, pero días antes, ensayamos mucho porque somos muy perfeccionistas con lo que hacemos, con lo que queremos transmitir.

¿Qué tipo de público tiene ZOÉ?

Mayoritariamente son chicos y chicas de entre los 16 y los 20 años, una cosa increíble para nosotros, gente sencilla que está como en una búsqueda de ¿quién sabe qué?, pero que saben escuchar y están tratando de entender qué es lo que queremos decirles o transmitirles.

¿Cómo definiríais a los fans?

Hay dos tipos, al que le gusta tu música y aquel que va a los conciertos sin saber si el artista es bueno o es malo, sólo le gusta ir a los conciertos y tocar al artista sin saber muy bien lo que transmites. Sin duda, al que le gusta tu música, la disfruta y entiende lo que le transmites, éstos, te llenan el alma.

Sabemos, qué vais a participar en el nuevo festival PortAmérica, ¿qué os parece este tipo de proyectos que aúnan la cultura y la innovación?

En el centro de Sudamérica hemos participado en festivales del estilo y nos encanta que cuenten con nosotros en este tipo de eventos, en los que es muy bonito interactuar con otros artistas de diferentes lugares.

¿Qué opinión os merece la apuesta por la innovación y la cultura, como dinamizador de la economía, teniendo en cuenta el pésimo momento a nivel internacional en el que nos encontramos?

Personalmente nos mantenemos al margen de eso, a nosotros lo que nos interesa es transmitir con música a la gente lo que sentimos y tiene que ser felicidad, no tristeza y desesperación. Invitamos a la gente a que venga a los conciertos a cantar, a divertirse y a que se olviden de todo este mal viaje que lleva ahora el mundo.

ZOÉ está de gira por España, ¿pero cuáles son los próximos proyectos de la banda?

Ahora mismo estamos en España, hasta el 23 de julio, aún nos quedan tres conciertos más, en Valencia el 19, Madrid el 20 y en Galicia el 21. Tras esto, regresaremos a México en donde tenemos varios proyectos. Por un lado, haciendo canciones, meneando como decimos allá, haciendo maquetas para el nuevo disco y también estamos haciendo un documental artístico de la banda, que recoja las giras y los conciertos que hemos estado haciendo. También hemos reorganizado nuestro estudio en México que quedó superbién para trabajar, así que seguimos trabajando porque queda ZOÉ para rato.


© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks