THE NEW RAEMON

PABLO GIL | 11 DE SEPTIEMBRE DE 2012 | ACTUALIDAD

Ramón Rodríguez presenta Tinieblas, por fin. / NOEMÍ ELÍAS.

Tinieblas, por fin  es un título de broma sobre algo grave, una salida muy de Ramón, un tío de aspecto serio con una gran vis cómica, especialmente dotado para el subgénero de los chistes malos.

Un día cualquiera del año pasado, echó la cuenta: once discos en una década, contando los de The New Raemon, de los grupos Madee Ghouls'n'Ghosts y de su alianza con Francisco Nixon y Ricardo Vicente. Para ser una persona paciente y tranquila, Ramón Rodríguez había grabado un volumen de música tan grande y de un modo tan constante que incluso por un momento él mismo se sorprendió. Por eso esta vez decidió tomarse las cosas con calma y se esforzó en trabajar más lento. El proceso fue efectivamente lento, pero no calmado.

Tinieblas, por fin es el resultado de varias tensiones superpuestas y es sobre todo Ramón mirándose al espejo y mirando al exterior. Se obligaba a utilizar nuevas estructuras al componer, a arreglar la música de otras formas, y a sacar las letras de la tripa, improvisando libremente (táctica, más que técnica, que empezó en Libre asociación, su anterior disco).

Al principio del proceso, una compañía discográfica multinacional le sondeó seriamente. Ramón ya había pensado abandonar amistosamente Bcore para probar algo nuevo, sin embargo rápidamente la experiencia con el sello grande hizo bueno el dicho de se enamoran del Che Guevara y después le piden que se afeite.

La experiencia multinacional se quedó rápidamente en nada, pero las canciones siguieron brotando (lentamente) y en ellas afloraban constantemente el malestar, la ira o la incredulidad ante las condiciones de aquella propuesta inverosímil, ejemplo de la deriva en la que parecía haberse atorado el país, el mundo entero. Las canciones tratan sobre la constatación de que ya sólo existen dos bandos: el de los poderosos y el de todos los demás, explica Ramón.

No puedes ver la tele durante diez minutos sin sentirte estafado. Sentí que no era correcto cantar sobre otra cosa en este momento, confiesa el barcelonés. Pero lo quería hacer con letras sutiles, no politizando. Es como cagarte en estos señores de una manera elegante.

En todo caso, se trata de un disco luminoso, creo que el que tiene más matices de todos los que he hecho. Matices tampoco le faltan a este padre de dos chicas, lector voraz y autor del alabado cómic autobiográfico Ausencias, el hombre que se hizo llamar The New Raemon, una salida muy de Ramón.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks