LA MARAVILLA BÁLTICA

SILVIA GARCÍA | 03 DE OCTUBRE DE 2012 | VIAJES

Stadshuset. / YUGO.



El agua, los espacios verdes y una arquitectura de hace 750 años son tres de las características por las que Estocolmo se conoce como una de las ciudades más hermosas de Europa. La ciudad se construyó sobre 14 islas unidas por puentes, lo que hace muy accesible el paso a los viandantes para recorrer los rincones más turísticos que oferta esta ciudad náutica.

Estocolmo ofrece a los visitantes lugares maravillosos en los que las sensaciones se hacen presentes. Se conoce como la Venecia del Norte,  por el número de islas sobre las que está asentada en donde el mar Báltico y las aguas fluviales dibujan a su antojo el paisaje.

Más de 700 años de historia  
                    
Los monumentos más importantes de la capital sueca son el Parlamento o Riksdagshuset, el Palacio Real  y el Ayuntamiento o Stadshuset que es además donde se celebra la entrega de los tan conocidos premios Nobel.

Como ocurre en muchas ciudades se puede distinguir la zona antigua de la moderna. En Estocolmo, la parte más antigua se conoce con el nombre de Gamla Stan y es uno de los núcleos urbanos medievales mejor conservados del mundo.  Este enclave es muy acogedor y romántico gracias a las calles que lo bañan. Son pequeñas y serpenteantes, llenas de adoquines y de lugares ocultos que son descubiertos si nos olvidamos del mapa y nos dejamos llevar por la belleza que van marcando. Es en la isla de Gamla Stan en donde podemos encontrar uno de los bares más conocidos de Estocolmo el pub irlandés Wirströms, en la calle principal Stora Nygatan. El lugar se presenta como una cueva de varios pisos en donde sus rincones te invitan a degustar alguna de las cervezas que ofertan mientras escuchas algún concierto.

En una de las salidas de Gamla Stan se encuentra Södermalm, una isla de mayor tamaño en la que se encuentra el Hotel Hilton, muchos pubs y las grandes discotecas de la ciudad.

La parte moderna de la ciudad se centraliza alrededor de la plaza Sergels Torg  en donde se encuentra un obelisco iluminado. Esta zona de la ciudad es en donde se congrega además el centro financiero además de un gran centro comercial.

Pulmón verde

Las zonas verdes en Estocolmo están presentes por doquier. Te recomendamos que visites el primer parque natural urbano del mundo, Ekoparquen que abarca una extensión de más 10 kilómetros. En él, además de una flora y fauna abundante podrás encontrar museos, parque de atracciones, escenarios de teatro, castillos, hoteles o posadas. Como no podía ser de otra forma, el agua también está muy presente en el Ekoparquen tanto rodeándolo como en su interior, en forma de riachuelos, lagos, pantanos o canales. Es sin duda, uno de los pulmones urbanos más espectaculares del mundo.

Tierra de musas

Otro de los grandes atractivos de la ciudad es su metro o Tunnelbana puesto que es un museo en su conjunto. En él podemos encontrar restos arqueológicos, esculturas, mosaicos, pinturas, montajes artísticos, inscripciones y relieves que abarcan desde los años 50 hasta la actualidad. Completa la belleza del lugar la presencia de la roca subterránea,  la cual es visible en la gran mayoría de las estaciones.

En la Venecia del Norte, los museos tienen una relevancia tal que los encuentras a cientos. Como ya dijimos, el metro es una muestra de ello, pero sólo representa una pequeña parte de la cantidad de arte que se encuentra en la ciudad. En la isla de Djurgarden, lugar en donde se asienta parte del Ekoparquen podemos encontrar el museo Vasa que alberga un buque de guerra del siglo XVII recuperado del fondo del mar, el museo Skansen de más de 100 construcciones antiguas procedentes de toda Suecia o el museo Nordiska dedicado a la historia y cultura del pueblo sueco. Otro museo que no podemos dejar de visitar será el de arte moderno, Moderna Museet, situado en la isla de Skeppsholmenya que buena parte de la colección se encuentra al aire libre.

Estocolmo es una ciudad que hay que visitar en algún momento. La perfecta conjunción del agua, las zonas verdes, la arquitectura y el arte brindan una paz y tranquilidad como en pocos sitios se puede hallar. Haz una parada en Gamla Stan, tomate un buen café en alguna de sus deliciosas cafeterías y prepárate para conocer la capital sueca, será un recuerdo difícil de olvidar. 

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks