EL PURPLE WEEKEND A LA VUELTA DE UNA ESQUINA DE LEÓN

JUAN ANTONIO NAVARRO | 29 DE NOVIEMBRE DE 2012 | REPORTAJE

Cartel del Purple Weekend 2012. / PW.




Esa cultura tan colorida y divertida, natural y viva, gestada durante la década de los sesenta, es una vaga sombra de aquello que un día fue. Hoy brillan los negros y los grises, sonidos más digeribles, y moteros que se mueven sobre toros pesados de alta velocidad. Pero aún perdura en el firmamento sixtie una cita ineludible para los enamorados de una época que clama por ser rescatada de cincuenta años de gravedad: el Festival Purple Weekend.

León vuelve, por vigésimocuarta vez, a congregar a lo más destacado de cada uno de esos estilos musicales nacidos en la década de los jóvenes y de las mujeres, y de aquellos géneros posteriores derivados de la influencia de este gran aullido sesentero. Del garage, del powerpop, del americana, del r&b, de la psicodelia, del britpop, del mod, del revival e incluso del nuevaoleras y del punk 77. La versatilidad estilística propia de la década prodigiosa de la innovación musical.

Dieciséis bandas que actuarán durante los días 6, 7 y 8 de diciembre, coincidiendo con el Puente de la Inmaculada, en diferentes salas de la ciudad como el Audiotorio de León, Studio 54 o Espacio Vías. Con un presupuesto de 93.000 euros y algunos problemas de financiación, Purple Weekend ha conseguido reunir un cartel solemne. El principal anzuelo: el mítico Roky Erickson, el líder de los legendarios 13th Floor Elevators.

Aunque pueda parecer Mark Boone Junior en Sons of Anarchy, Roky es el compositor de clásicos como You're gonna miss me o Starry Eyes. Uno de los héroes de la psicodelia musical, ha llevado una vida agitada por el abuso de las drogas y los ataques de locura que le llevaron al Hospital Estatal de Austin durante más de tres años, donde le fue diagnosticada esquizofrenia. Sin embargo, el tejano lleva tiempo encontrado en sí mismo y se encontrará este sábado también con un público que lleva mucho esperándole.

Para el jueves y el viernes los grandes reclamos son la banda escocesa de new wave/revival The Rezillos y los stoner sudamericanos Los Mockers, que visitan por primera vez no solo España, sino Europa, y que presentarán su último álbum estrenado en marzo de este mismo año: Do it again! También pasarán por el festival The Kik el jueves; Bart Devenport & Biscuit, Gentleman Jesse, Midnight Shots, The Ripe, Arsel Randez y los Cuervos y Jacco Gardner el viernes; y The King of Makaha, Nick Waterhouse, The Phantom Keys, Talk! Les Terribles y Stanley Road el sábado.

Pero no acaba ahí. Purple Weekend ofrecerá también dos alldayers y tres allnighters. La Scooter Run, una quedada de motos sixties como alternativa a las grandes cilindradas los días 6 y 8 para recorrer la ciudad y cuyo punto de encuentro es el Espacio Vías a las 13:00. O exposiciones como Save the day de Pintachan, un diseñador de estilo retro y naif de ilustraciones sencillas y colores muy despiertos; o The Eye of the Scenede Felipe Hernández, fotógrado buscador del pop underground y la escena mod. Una colección de imágenes de personajes variopintos como Kim Flowey o Paul Weller. 25 euros por jornada y 64 para disfrutar ininterrumpidamente de todos estos espectáculos.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks