LA COSECHA HUMANA

NATALIA CANO | 05 DE NOVIEMBRE DE 2012 | LIBROS

Emilio Calderón, regresa con una novela apasionante e inquietante La cosecha humana. / PLANETA.

LA COSECHA HUMANA
EMILIO CALDERÓN. PLANETA.

Estamos ante una novela del género negro, apasionante, adictiva e inquietante, basada en hechos reales, cuya acción transcurre en una de las zonas más calientes del planeta: la ciudad de Jerusalén, con el conflicto árabe-israelí como telón de fondo. Un conflicto bajo el que se suceden cosas tan execrables como el maltrato a la mujer, el odio en nombre de Dios o el tráfico ilegal de órganos, todo ello fomentado por una situación de pobreza y violencia extrema y por los intereses partidistas de aquellos que se saben amparados por el poder que otorgan la política y el dinero.


A través de sus páginas, el lector recorre Jerusalén, una ciudad violenta, de mediano tamaño, enclavada en los áridos peñascos de Judea y el desierto, lejos de las principales rutas comerciales y centro espiritual del mundo. Los hechos transcurren como batallas de una guerra de información, cuyo anhelo es alcanzar la máxima desinformación, algo casi tan importante como la lucha cuerpo a cuerpo.

El argumento de esta novela policíaca, que se inicia con el asesinato por lapidación de una joven árabe, se va trenzando poco a poco y su intriga va in crescendoen un ritmo vertiginoso donde no hay descanso para los protagonistas ni, por supuesto, para el lector. A la primera víctima le siguen dos nuevos asesinatos: el de un periodista israelí y el de un hombre de origen caucásico. Por lo que se deduce de las pruebas, los crímenes tienen un nexo común: Neturei Karta, una organización extremista de judíos ortodoxos favorable al desmantelamiento del Estado de Israel. Sin embargo, hay algo que no concuerda, y será misión de la inspectora Sarah Toledano y del sargento Lautaro Heller (los encargados de la investigación) lograr que la verdad aflore, como casi siempre.

Durante sus pesquisas, Toledano y Heller se encuentran con indicios que no concuerdan con la teoría que maneja su superior, el comisario Samuel Goldiak, interesado en querer dar una visión parcial y partidista de lo que ocurre en Israel, la Tierra Prometida (…), un pedazo de tierra donde unos y otros luchaban por la supervivencia, al tiempo que aguardaban con los brazos abiertos el advenimiento del Mesías, la llegada del final de los tiempos, la resurrección de los muertos y cosas de ese jaez, intentando buscar culpables entre los amigos y aliados de los árabes, para presentar a Israel como víctima de sus tejemanejes políticos.

Un lenguaje cuidado; unas descripciones justas, que presentan los escenarios de tal forma que parece que el lector está presente en el lugar de los hechos; una trama perfectamente construida, donde el crimen convive con los recuerdos de un pasado tormentoso que no es posible olvidar y que, aunque no se quiera, marca el rumbo del presente; unas pinceladas de música y de humor y un ritmo narrativo vertiginoso son los culpables de que el lector quede atrapado desde la primera página de la novela buscando la verdad de unos hechos… Con un final sorprendente, de esos que te reconcilian con lo bueno de los hombres.


© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks