VIBRACIÓN DE SONIDOS CON MENDETZ

PATRI HIDALGO | 03 DE DICIEMBRE DE 2012 | CRÓNICA

Mendetz en la actuación del pasado viernes en Copérnico. / PATRI HIDALGO.


Dicen que lo bueno se hace esperar y cada momento especial de la vida, por pequeño que sea, confirma que esto es cierto. No puede decirse que sea uno de las mejores locales pero ellos lo hicieron vibrar con un espectáculo de “artesanía robótica” que dejo a unos entregados fans con ganas de más. Casi una hora después de la fijada, los integrantes de Mendetz pisaron el escenario de la sala Copérnico marcando el ritmo con un hitazo, Futuresex, que encendió el ánimo de una revolucionada audiencia.

La última nota de esta canción da la palabra a un eufórico Stefano que se dirige con agradecimiento al público y les recuerda lo especial que es para ellos tocar en Madrid. Tras este momento arrancan con uno de los temas de su nuevo disco,Silly Symphonies, Plasticine, iniciando así un recorrido que pasa por Laudrup, Between sleep and awake, Escalera o 2012. La entrega del grupo es máxima y la pasión por lo que hacen llega a unos seguidores, en ese punto, con un ánimo más que caldeado.

La banda incansable continúa el espectáculo logrando que toda la sala enloqueciera con la mítica versión de Free from desire; que realizarán un Hap, o lo que es lo mismo una no-palmada, con  Hap Your Clands y que bailaran sin parar con grandes clásicos como Flashbacko Sofa.

Cuando parecía que el concierto había finalizado Stefano, Jan, Oriol y Gibiaqui volvieron de nuevo a la palestra para protagonizar el momento más especial de la noche. Acompañados de una peculiar Nawja, la melodía de Phantothequeinundó todo el local provocando una catarsis en los espectadores. La suavidad y delicadeza de la voz de ella congeniaba perfectamente con el sonido electrónico de la banda, en una versión maravillosa de uno de los temas más románticos y emotivos del cuarteto.

El concierto finalizó con unos divertidos Mendetz, que consiguieron empatizar con sus fans. Entre bromas y risas se despidieron al compás de unos ritmos bachateros muy personales. Un sabor a buen rollismo, complicidad con el público, y muchas ganas de un bisinundaban el ambiente y cerró casi una hora y media de baile y buena música, a cargo de un grupo brillante.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks