VINO ESPUMOSO PARA HILVANAR EL AÑO

JUAN ANTONIO NAVARRO | 12 DE DICIEMBRE DE 2012 | REPORTAJE

Diferentes referencias de Freixenet. / FREIXENET.




Haciendo balance, un año puede resultar haber sido tan generoso como nefasto. Que desees paralizarlo para deleitarte o que no veas el momento de dejarlo atrás. Pero tanto en las malas o como en las buenas, la familiaridad que trae consigo la tradición es una cabaña de roble en mitad de una ventisca. Una serie de señales que marcan un punto de partida anual en el que encontrarse antes de volver a empezar. El árbol de Navidad, los polvorones, el primo pesado, las uvas o el champán con el que saludamos una nueva oportunidad.

Champán francés, o cava español o sekt alemán o lambrusco italiano. Lo que tienen en común los vinos espumosos, además de su vínculo con las celebraciones, es que se elaboran mediante el 'méthode champenoise'. A un vino base con una graduación alcohólica por debajo de los once grados se le añade una mezcla de levaduras y azúcares que varías en función de la marca. Se introduce en la botella, donde una segunda fermentación da lugar a un gas carbónico que al no poder escapar se disuelve en el caldo. Voilà, vino espumoso.

En España, el vino espumeante con el que se despedirá lo que se fue y se sonreirá lo que está por ser muy probablemente sea cava. En 1972, ante la insistencia de Francia por mantener la denominación champán para los vinos de la región de Champagne, el Consejo Regulador de Vinos Espumosos reconocía el apodo de cava para los vinos espumosos de España. Desde aquel momento, champagne y cava eran competidores. Y ya en 2009, el cava superaba por primera vez al champagne en ventas mundiales, debido en parte a una mejor relación calidad-precio.

¿'La creme de la creme' nacional? El Agustí Torelló Kripta Gran Reserva, que dormita en un frasco con forma de ánfora y que ronda los treinta y cinco euros; el Gran Claustro de Cavas del Castillo de Perelda, alrededor de los quince; el Nadal Magnum Brut Nature 2002, de Cavas Nadal, entorno a los veinticinco; el Jaume de Codorniú, de unos treinta; o el famoso Reserva Real de la archiconocida Freixenet, sobre los veinte euros. Vinos cuyo sabor pueden deleitarte hasta hacerte olvidar el anillo que metiste en la copa, así que ojo.

Los españoles consumimos más del cincuenta por cierto de la producción nacional de cava en Navidad. La elección, eso sí, depende de paladares y bolsillos. Brut natura, extra brut, brut, extra seco, seco, semiseco o dulce en función del azúcar añadido. Joven, reserva o gran reserva según el tiempo de crianza del líquido. Blanco, rosado o tinto dependiendo de la relacion de las uvas usadas: Chardonnay, Pinot Noir o Pinot Meunier.

Elijan el turrón, las uvas, el árbol, los regalos y los polvorones pero sobre todo elijan su vino. No importa cuan mal o bien se hayan portado estas cuatro estaciones. Que el 2012 haya traído más fracasos que éxitos o al contrario. Algunas burbujas se pinchan y otras esperan detrás de un corcho. Así que reciban con vino al 2013, porque como dijo Napoleón: "En la victoria lo merecemos, en la derrota lo necesitamos".

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks