EL PODER DEL TAQUILLAZO CONTRA EL MODESTO CINE DE AUTOR

JUAN ANTONIO NAVARRO | 15 DE ENERO DE 2013 | CINE


Películas favoritas para los Premios Goya. / AM.





Un año más por estas fechas desde 1987 las miniesculturas de Francisco Goya comienzan a rondar el imaginario popular, y especialmente, el de los profesionales del cine en nuestro país. A nadie le amarga un dulce. La veintisiete edición de los Premios Goya tendrá lugar el 17 de febrero en el Centro de Congresos Príncipe Felipe y de allí saldrán vencedores y vencidos con idéntica sonrisa, unas sinceras, otras de compostura. Al fin y al cabo, son actores y actrices.

Dominando el territorio avanzan hacia la gala cuatro películas. Para variar, ninguna gira alrededor de la Guerra Civil. A dos de ellas les precede el éxito en taquilla, demostrando, de nuevo para variar, que público y académicos son capaces de encontrarse en algún punto de la objetividad. Ellas son Grupo 7, del director Alberto Rodríguez, y Lo imposible, de Juan Antonio Bayona.

Un thriller policial en torno a la droga efectivamente ejecutado que arrastra consigo un total de 16 nominaciones, incluída la de mejor actor principal para Antonio de la Torre, definitivamente uno de los mejores actores españoles de la actualidad. Y un melodrama sobre la pérdida y el desasosiego con el desastre del tsunami de 2004 como fondo. Película española más taquillera de la historia, entre sus 14 nominaciones se encuentra la de Naomi Watts como actriz principal, premio al que aspira también a través de los Oscar.

Como separadas por un telón, en un rincón más oscuro, cine de autor en blanco y negro, los otros dos largometrajes aspirantes a casi todo lo aspirable. Ambas han pasado sin pena ni gloria por los cines de nuestro país. Blancanieves, que lidera el número de candidaturas con 18, y El artista y la modelo, con 13.

La primera es una adaptación concienzudamente emancipada del cuento original firmada por el director Pablo Berger. De tono lúgubre, sonido ausente y sátira social, esta cinta artística en la línea de, valga la repetición, The Artist, es un tesoro imprescindible con una actuación colosal de Maribel Verdú como madrasta que desgraciadamente fue rechazada de los Oscar en la candidatura a mejor película de habla no inglesa.

La segunda, de Fernando Trueba, es una composición del quehacer cotidiano de un viejo y famoso escultor y su nueva inspiración, una joven recién llegada, desarrollado con infinita sencillez y certeza. El director, junto con los directores de las tres películas anteriores, comparten el honor de disputar el Goya al mejor director.

El oligopolio está servido. Los cuatro filmes no solo copan el acceso al Goya a la mejor película y el Goya al mejor director. También acaparan las nominaciones a mejor guión original, mejor fotografía, mejor dirección de producción, mejor dirección artística y mejor maquillaje y peluquería.  En el apartado de mejor actor se cuela entre Daniel Giménez-Cacho (Blancanieves), Antonio de la Torre y Jean Rochefort (El artista y la modelo) el septuagenario José Sacristán por su papel en El muerto y ser feliz.

Entre Maribel Verdú, Naomi Watts y Aida Folch (El artista y la modelo) la 'intrusa' se llama Penélope Cruz, por la desafortunada película italiana Volver a nacer, del director Sergio Castellitto, vapuleada por la crítica. Aunque en esto de los premios ya se sabe, para favoritas las sorpresas. La apuesta más segura, tal vez, sea la de Las aventuras de Tadeo Jones como ganadora del Goya a la mejor película de animación. Que empiece el juego.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks