PERIODISMO TELEVISIVO, CON ISABEL JIMÉNEZ

JUAN ANTONIO NAVARRO | 23 DE ENERO DE 2013 | ENTREVISTA

Isabel Jiménez presenta la edición de sobremesa de Informativos Telecinco. / FRAME.

Como reportera cubrió la muerte de Juan Pablo II, el postsunami de Japón y el terremoto de Lorca, antes de volver a Telecinco en 2011 para presentar la edición de sobremesa de los informativos de la cadena. Una más en las comidas, y al frente de uno de los telediarios líderes en España, el estallido de popularidad de Isabel Jiménez ha sido inmediato. Con ella hemos hablado de denuncia, de descrédito político, de Telecinco, de la nueva serie de Aaron Sorkin y del neorrealismo italiano, entre otras cosas.

"Es demoledor que en democracia, la sociedad no confíe en sus representantes y, lo más grave, es que parece que el descrédito llega al propio sistema"

Te gustan los deportes de riesgo. ¿Hay más tensión descendiendo un barranco o presentando unos informativos?

No viene mal tener tensión de vez en cuando. En mi caso funciono mejor y doy el cien por cien. Pero te diría que hay más tensión en un informativo si las cosas están ocurriendo en directo. Si fallas puede haber caída libre. En un barranco siempre hay cuerdas de seguridad.

Estamos viviendo una etapa de pérdidas de empleos periodísticos que parece no tener retorno. ¿Hay futuro para tantísimo periodista?

Me encantaría creer que dentro de no mucho empezará a crearse empleo en todos los sectores, incluido el nuestro. Pero de momento parece que tardaremos en hablar de recuperación económica. Además, a la crisis hay que sumarle la gestión de algunas empresas públicas, que ha sido nefasta y que la están pagando los trabajadores, los periodistas que cobran poco más de mil euros al mes. También la empresa privada ha recortado sus plantillas. Con la TDT y la concesión de más licencias de televisión se multiplicaron los canales y el número de empleos. El problema es que no había cuota de mercado suficiente para tantas empresas de comunicación y se han perdido cientos de puestos de trabajo a la misma velocidad a la que se crearon. Pero esto tendrá que cambiar. El mercado del periodismo tendrá que regularse y volver a absorber profesionales, sin duda. Aunque no sé si al mismo ritmo que antes.

Esa es una de las caras de la crisis del periodismo. La otra es, quizás, su amnesia respecto a sus valores esenciales. Tú misma decías en otra entrevista que los informativos en España ofrecen más o menos lo mismo. ¿Se está olvidando el periodismo de la investigación y la denuncia?

No, y menos ahora. Lo que quise decir en esa entrevista, en la que me preguntaban por determinadas imágenes y noticias, es que no por ser Informativos Telecinco damos más cobertura a los sucesos o al entretenimiento. Todas las cadenas, incluida la televisión pública, cubren ese tipo de información. No tiene nada que ver con la línea editorial. La labor de denuncia que estamos llevando a cabo en Informativos Telecinco es indudable. En el último año hemos dado un paso al frente y nos hemos posicionado claramente al lado de los ciudadanos, que ahora necesitan ser escuchados más que nunca. Hemos estado en cientos de desahucios y, cada día, cubrimos decenas de protestas sociales. De hecho, nos lo agradecen muchísimo en la calle. Por ponerte un ejemplo, llevamos varias semanas denunciando la desprotección en la que quedan los vecinos de muchos pueblos de Castilla-La Mancha que acaban de perder sus urgencias nocturnas. Hasta que la medida cautelar no sea definitiva vamos a seguir con ellos. Y tampoco olvidemos que son periodistas los que están destapando continuos casos de corrupción. Todo eso es hacer periodismo.

"No olvidemos que son periodistas los que están destapando continuos casos de corrupción"

En alguna ocasión has mencionado que te gustaría conducir un programa de entrevistas. ¿Cuál crees que es la razón por la que las cadenas no explotan convenientemente este formato?

No se abusa del formato pero existen muchos programas en los que la entrevista es la que da pie al debate o a la tertulia política o, en otros casos, al desarrollo de un programa de entretenimiento. La entrevista sigue siendo un pilar fundamental en los contenidos de televisión, aunque no estaría mal recuperar el formato más clásico de entrevista. Volverá. Seguro.

Si fueses totalmente libre para elegir, ¿a quién entrevistarías?

A Mariano Rajoy, al Rey, a Urdangarín, a Artur Mas, a Obama. La lista es infinita.

¿Y de toda la historia?

A Kennedy, por ejemplo.

"No hay que olvidar que esos programas tan criticados son en ocasiones líderes de audiencia"

Hablando de entrevistas, ¿necesita este país más de la actitud incisiva de Will McAvoy y de la integridad ética de Mackenzie, o el periodismo televisivo no está tan mal como lo pinta The Newsroom?

El modelo que plantea The Newsroom es el modelo que nos encantaría a los periodistas. Pero no hay que olvidar que hacemos información para la gente de la calle, no para nosotros mismos (aunque a veces se nos olvida). Y como decía antes, creo que ahora el compromiso con la sociedad es incuestionable. Así que no está tan mal. No caigamos siempre en la autocrítica desmesurada.

Telecinco es el paradigma de un tipo de televisión. Tu trabajo acaba en los informativos, pero ¿compartes la línea de contenidos de la cadena?

Mediaset sabe hacer televisión mejor que nadie. Es una empresa versátil que ahora mismo tiene ocho canales distintos con una programación para todos los públicos. La misma dirección que programa "Sálvame" programa concursos con formatos originales como “Lo sabe no lo sabe”. Una empresa que apuesta por el cine de calidad como Tadeo Jones o Lo Imposible. Todo eso es un orgullo para esta casa.  Estigmatizar a Telecinco se ha convertido en un discurso fácil muy cuestionable. Porque no solo emite programas de corazón. Yo estoy muy orgullosa de trabajar en la cadena con la que hemos ganado el Mundial y la última Eurocopa. Y tampoco hay que olvidar que esos programas tan criticados son en ocasiones líderes de audiencia.

Después de periodismo, Ciencias Políticas. ¿Cómo sientes la relación de la ciudadanía y la clase política en este momento?

No puede estar peor. Es paradójico que en una época de recesión económica, con millones de parados, con cientos de familias desahuciadas, una de las grandes preocupaciones de los españoles sea la clase política. Es demoledor que en democracia, la sociedad no confíe en sus representantes y, lo más grave, es que parece que el descrédito llega al propio sistema. En parte por la espiral de casos de corrupción en la que estamos inmersos, que parece no tener fin y que salpica a todas las formaciones políticas. Mientras hablamos de EREs fraudulentos, de cuentas en Suiza, en Andorra y de financiación ilegal, los comedores sociales de nuestro país no dan abasto. Es normal que la gente esté indignada y se desentienda de la clase política.

"Nos hemos posicionado claramente al lado de los ciudadanos, que ahora necesitan ser escuchados más que nunca"

Cambiando de tema, ¿te animas a vaticinar la película que saldrá mejor parada de los Óscars?

La noche más oscura. También me ha gustado Argo, pero me quedo con la de Kathryn Bigelow.

Si el Ladrón de bicicletas de Sica se hubiese estrenado este 2012, ¿le hubieras dado el Óscar a mejor película?

El neorrealismo italiano es mi debilidad. Y Ladrón de bicicletas es una de las diez mejores películas de la historia del cine. Se lo daría, sin duda. Además, The Artist lo consiguió el año pasado, así que ¡por qué no!

Ya para acabar: tres canciones, solo tres, que recomiendes a nuestros lectores.

Tres clásicos que nunca me canso de escuchar: "Moon River", "Entre dos aguas" y "It's only a paper Moon".

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks