POR LA CALLE NO SE CORRE

JUAN ANTONIO NAVARRO | 22 DE ENERO DE 2013 | REPORTAJES

Carreras populares afición y solidaridad. / AM.






















Cuantos de vosotros habréis oído alguna vez gritar esta ley paternal cuando eráis más jóvenes. Eran otros años, no demasiado atrás. Pero es que los amantes y no tan amantes pero dispuestos a correr al aire libre se han multiplicado de tal manera que lo extraño es no toparse con alguno camino del trabajo. La concienciación sobre la importancia para la salud de abandonar el sofá o escritorio y el hecho de que, por qué no decirlo, nuestra sociedad sea cada día una pizca más coqueta, ha convertido un fin de semana sin maratones o carreras populares en una anomalía.

Pero cuidado, porque si dar la espalda al ejercicio físico es una provocación a la oxidación, embarcarse en aventuras de decenas de kilómetros sin la adecuada preparación es toda una temeridad. Los maratones son actividades deportivas altamente extenuantes para el corazón, el resto de músculos y las articulaciones. Y la mente debe ser prudente cuando el cuerpo parece decir basta.

La responsabilidad no debe recaer solo en el participante, consciente de sus capacidades y con un chequeo físico a mano. También de los organizadores de estos eventos deportivos. Muy saludables bien interpretados. Muy peligrosos en caso contrario. En relación a esto, el Presidente de la Federación Española de Medicina Deportiva, Pedro Manonelles, ha insistido públicamente en el hecho de que en otros países de Europa sea necesario presentar un certificado médico para poder participar en este tipo de competiciones y en España no.

La buena noticia es que la mayoría de participantes rehuyen del concepto de competitividad, que sustituyen por el propio espíritu deportivo o por el apego a la causa que muchas de estas carreras  populares defienden, las llamadas carreras solidarias. Hay una conciencia generalizada que sabe situarse en el correcto término medio. Apretarse las zapatillas. Salir de casa. Trotar solo por el paseo marítimo o el parque más cercano. O trotar entre cientos de personas que agotaron el cupo y dejaron a muchos otros sin inscripción (es lo normal desde que empezase el boom de los maratones y las carreras populares en nuestro país). Escuchando siempre al cuerpo.

Para quienes quieran animarse, aquí van dos carreras populares próximas en Madrid a las que podrán hacer frente si acostumbran a mover las piernas: el Trofeo Marathon de Campo a Través el 3 de febrero y la I Cross de Valdebebas el 17 del mismo mes. Para los iniciados, dos medias maratones: XXIX Medio Marathon Distrito de Fuencarral-El Pardo, el día 10 de febrero, y la Media Maratón de Latina, el 24. Los precios, como de costumbre, entre los diez y veinte euros. Corran cual Filípides.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks