SUSU, SU SU, SU SU SU SUUUUUUPERSUBAMARINA

SARA SARDLAY | 09 DE ENERO DE 2013 | CRÓNICA

Supersubmarina en el concierto de Ponferrada. / SARA SARDLAY.


Noche de estrellas en plena Vía Láctea. El camino nos dirige en peregrinación, no sin ciertas dificultades para encontrarlo, a un templo de estética inédita. Preludiador ambiente, bañado por el incensario de múltiples temas que suenan en la sala La Vaca mientras esperamos el comienzo de nuestra liturgia. 

En esta época de inflación generalizada y especialmente en la música, donde predomina lo mucho de nada, encontrar un lingote de oro puro constituye un milagro. Este metal se ha fundido en forma de un grupo con nombre acuático, a modo de pepitas doradas que encontramos entre miles de pardas piedrecillas en el fondo de un río. Esta vez el río fue el Sil y la ciudad Ponferrada.

Al escribir una crónica de este concierto de Supersubmarina, bastaría con utilizar dos palabras, fuerza y personalidad.  Desde el primer acorde nos trasladan a un sonido muy subjetivo que sumado a la voz de Jose Chino hacen que sea altamente reconocible, más bien inconfundible. Tema tras tema se crea una corriente continua  de energía, que a los que hemos tenido oportunidad de vivirlo nos traslada a los conciertos de bandas míticas. Sí, estos “sureños” suenan a banda, fórmula sencilla pero difícil de alcanzar, guitarras, bajo, teclados, una gran percusión y muchas horas… Eureka.  

Los temas de su último álbum, Santacruz, destacaron en el tracklist, "Canción de guerra", "En mis venas", "Tu saeta" y otros anteriores como "Kevin McAlister", "El encuentro" y "Niebla" marcan puntos álgidos  durante el concierto, pero sería injusto destacar unos sobre otros, porque todas y cada una de las canciones que sonaron eran únicas, indispensables, hechas a medida. El público llenó la sala y actuó como un afinado coro que vivía y sentía cada nota y conectó desde el principio en una perfecta simbiosis con el grupo. La ambientación del escenario, humo, luces y el sonido fueron perfectos.

La dificultad para escribir esta crónica es que un concierto de Supersubmarina, como El Camino, no es una experiencia para contarla, es una experiencia para vivirla.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks