RUIDOBLANCO: "EN LA MÚSICA, O ESTÁS CONTINUAMENTE EN LA RUEDA O TE QUEDAS FUERA"

JUAN ANTONIO NAVARRO | 25 DE ABRIL DE 2013 | ENTREVISTA

















Alentados por esta necesidad de instantaneidad y constancia instalada en cada barrio de estos tiempos nuestros, los catalanes Ruidoblanco han dejado de medir el tiempo con canciones para sentarse a hablar del hombre que habita el mundo, un hombre cyberpunk inmerso en la interconexión absoluta pero más solitario y frágil que nunca. "Escondemos las miserias camuflandolas en la mejor historia que jamás escucharás: todo éxitos y avances tecnológicos que ponen por las nubes nuestra gran capacidad". Cinco temas cuya novedad les sirve de excusa para subir esta noche al escenario de El Sol. En la terraza de una cadena de comida rápida -el omnipresente 'fast food' contemporáneo- nos sentamos a charlas con ellos. Eso sí, sin prisa alguna.

"Tenemos la suerte de poder escaparnos los fines de semana y refugiarnos en este mundo"

El micromecenazgo colectivo o 'crowdfunding' es una herramienta al alza. Lo que no lo es tanto es abandonar un sello discográfico como Warner para grabar un EP financiado de esta manera.

Cristian (batería): La razón de este paréntesis es que nosotros queríamos sacar material nuevo cuanto antes. Creemos que en el mundo de la música, actualmente, o estás continuamente en la rueda o te quedas fuera. Si un grupo como nosotros, que está creciendo y está en boca de la gente, se para, le resulta difícil retomarlo. Y la forma más fácil se sacar nuevo material era publicando un EP. Pero claro, si es complicado que un LP sea rentable, imagínate un EP. Warner no lo encontraba viable, pero por suerte nos dieron libertad para hacerlo por nuestra cuenta cuando podrían habernos tenido encadenados, obligándonos a estar parados, a esperar a septiembre para tener todo el material, que es lo que no queríamos.

¿Retomaréis la relación en el siguiente álbum entonces?

Cris (voz y teclado): Aún no sabemos muy bien qué va a pasar, si habrá un siguiente trabajo (ríe). Estamos expectantes ante la respuesta del público a este. Pero sí, la idea, como te decía Cristian, era crear un paréntesis para hacer esto a nuestro aire. Necesitaremos nuestro tiempo para crear nuevas canciones, porque un disco no sale de la nada y esta es precisamente la razón de que publicásemos este EP, que no llegaba para un álbum. Ha sido año y medio rodando casi cada fin de semana, y ni Salva tiene tiempo para componer ni nosotros para preparar las canciones. Pero no, la relación con Warner no se ha roto y la intención por ambas partes es continuar.

La cifra requerida en el 'crowdfunding' se superó y conseguisteis dinero extra.

Cris: ¡Unas fiestas! No sobró nada (ríe). Evidentemente el EP salió más caro de lo que pedimos en el 'crowdfunding', porque siempre surgen gastos extras que se van de las manos. Si la pregunta es si nos hemos forrado con el crowdfunding, la respuesta es no (ríe).

"Ni lírica ni musicalmente, intentamos hacer algo para enganchar a nadie en concreto, si no haríamos otro tipo de música"

No, más bien hablaba del videoclip de "Desaparecer", que al parecer pudisteis filmar con esa financiación extra.

Cris: Sí, nos ayudó, pero como te decía antes, al final hemos necesitado más dinero del esperado.

Con un título como El hombre que habita el mundo y una portada como La gran ola de Kanagawa, no es difícil entender una lectura desesperanzada del hombre.

Cristian: Hemos hecho un EP que refleja la realidad en la que vivimos en este país, que desgraciadamente es un poco triste, a través de letras sociales y sinceras. Una imagen realista. La portada, con la fuerza de la ola arrastrando la basura como diciendo ¡cómo está todo!, define muy bien lo que queríamos contar en este trabajo.

Cris: Es una imagen realista, más que pesimista. Todos los avances que ha hecho el hombre, su ambición, su evolución, parecen haberse detenido, e incluso parece que ahora retrocedemos a nivel humano.

Un mensaje que reflejáis en "Frágiles": "Ya llevamos más de dos generaciones explorando vida extraterrestre y aún no somos suficientemente hábiles para entender lo frágiles que somos cuando atacan desde dentro". Avances tecnológicos como Skype, Whatsapp o Facebook facilitan la comunicación, pero una comunicación más superficial que nunca.

Cristian: Exacto. Vivimos en un mundo globalizado, conectado a través de las redes sociales, pero como dices, no deja de ser algo superficial. La imagen que la gente muestra no es sincera, es la que pretende mostrar.

Cris: Pero también tenemos que agradecer a estos avances tecnológicos el haber podido financiar nuestro disco. Gracias al boom de internet, música como la nuestra, que quizá no llegaría de manera tradicional al público, puede difundirse. Sí, por un lado enfría las relaciones, pero por otro, no se puede obviar todo lo que nos beneficia a los músicos.

"La imagen que la gente muestra no es sincera, es la que pretende mostrar"

Pero este boom de internet que mencionas tiene un doble rasero. Es más democrático, todos pueden estar ahí, pero precisamente por ello es más duro destacar. Sobresale el talento, sí, pero también la constancia en las redes sociales.

Cristian: Sí. De lo que se trata ahora es de estar un poco por encima del resto en cuanto a productividad. Hay que estar encima de las redes y de la gente, como dices, porque existe mucha competitividad.

Cris: Tienes que buscar tu valor diferencial para destacar. Pero sí, es muy complicado.

Hablábamos antes de realismo y pesimismo. "Destripo la única verdad que encuentro en esta realidad: desengaño, un vertido descomunal, futuro incierto y nada más." ¿Esta visión es sincera o hay cierta premeditación de enganchar a ese público tristón tan Radiohead o Coldplay?

Cris: No hay pretensión en las letras de Ruidoblanco. Salva siempre ha escrito lo que le ha salido y lo que ve.

Cristian: Él siempre nos dice que en el fondo no estamos inventando nada, tampoco en las letras. Son historias que nos pueden pasar a todos, aunque llevadas a un extremo más poético, de lo cotidiano: algo que has vivido, una canción, una película, una imagen, un olor del que te empapas y que sirve de inspiración. Nunca, ni lírica ni musicalmente, intentamos hacer algo para enganchar a nadie en concreto, si no haríamos otro tipo de música.

Precisamente las letras de El hombre que habita el mundo funcionan porque no se quedan en el clásico tema del desamor, van más allá.

Cristian: Realmente en este EP no hay ninguna canción sobre amor, aunque pueda llegar a interpretarse así por su ambigüedad. Son temas sociales.

"Tienes que buscar tu valor diferencial para destacar"

Esa monotonía insustancial de la que habláis en "Semanas", ¿de veras la siente un músico?

Cristian: Nosotros estamos en punto, y esto lo compartimos todos, en el cual, desafortunadamente, aún no podemos vivir de esto y tenemos que levantarnos los lunes para trabajar. Pero es diferente. Vivimos entre la monotonía y la no monotonía. Son raras nuestras vidas (ríe).

Cris: No llevamos una vida monótona de pasar cada semana de la misma forma, pero sí que tenemos una rutina muy marcada de ir a trabajar e ir a ensayar. Tenemos la suerte de poder escaparnos los fines de semana y refugiarnos en este mundo.

Cristian. Es una mezcla. Recuerdo un anuncio, no sé exactamente de qué, en el que aparecía un empresario trajeado realizando una conferencia, luego entraba en el coche y se iba cambiando de ropa mientras conducía, llegaba a un escenario, se subía y empezaba a cantar un punk rock de la ostia con sus tatuajes y todo (ríe). Lo nuestro es un poco eso.

Cris: Sí, a mí me llaman Hannah Montana en mi trabajo (ríe). Lo difícil de esto es encontrar la comprensión adecuada para poder encajar los dos mundos. E incluso tres, cuando hemos estado estudiando, trabajando y con esto. Encontrar un lugar donde entiendan que tu prioridad no es el trabajo, sino que es otra cosa que te va a hacer desaparecer una semana de repente, es complicado.

Más comprensión. Habéis colaborado con Iván Ferreiro, con Deluxe y con la orquesta de Jesús de Monasterio. A pesar de esta cooperación entre artistas, desde los medios se alude más a la competitividad.

Cristian: En el fondo somos competencia, pero siempre nos hemos encontrado gente dispuesta a ayudar.

Cris: Yo no lo creo. No tiene nada que ver un grupo que empieza como nosotros que un Iván Ferreiro. No tiene sentido, ni siquiera respecto a grupos de nuestro nivel, porque la música que hace cada uno no la hace otro, aunque sean parecidas.

Pero el mercado es limitado.

Cris: Sí, si te coincide el concierto el mismo día igual pierdes público, pero bueno, en el mundo de la música, o nos ayudamos o nada. Y a alguien como Iván, tan consagrado, no le va a afectar para nada que su público escuche Ruidoblanco.

Cristian: A nosotros nos ha venido muy bien la ayuda de Iván y de muchas otras bandas: que si te prestan una batería, que si llevan gente a tus conciertos, que si te consiguen tal entrevista...

"Hemos hecho un EP que refleja la realidad en la que vivimos en este país"

He oído que durante mucho tiempo tuvisteis una maldición con los enchufes en los directos.

Cris: Sí, mi culpa. Los primeros conciertos lo desenchufaba todo. Nos han pasado muchas de estas: desaparaciones del piano, caídas de tensión...

Cristian: Anécdotas de estas hay muchísimas. Se nos han roto amplificadores por la calle, hemos tenido que soldar el pedal del piano, se me desmontó la batería durante un concierto, cayéndoseme encima el plato, la pata, tocando de lado... (ríen).

También tengo entendido que fuisteis fieles seguidores de Lost. ¿Sois de los decepcionados con el final?

Cris: El final es como nuestras canciones, que puedes interpretarlo de cualquier manera. No podían cerrarlo de otra manera, así que no me disgustó. Si hubiesen puesto un final más claro y explicativo habrían decepcionado a mucha gente.

Cristian: A mí Lost no me gustaba, precisamente porque se les fue de las manos: la isla que se desplaza, viajes en el tiempo...

Para cerrar: hoy tocáis en la sala El Sol. ¿No os perjudica tocar entre semana?

Cris: Depende. Igual es mejor plan un concierto entre semana que no tienes nada que hacer, que un concierto en fin de semana cuando quizá ya tienes otro plan montado. Y nuestros conciertos tampoco son para ir borracho o bailar demasiado. (ríe)

Cristian: Esto de las fechas funciona así. Sí que nos daba un poco de miedo el horario (las 23:00), pero las entradas se están vendiendo bien.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks