WUNDERKAMMER, EL CUARTO DE LAS MARAVILLAS DE CIRCA

JUAN ANTONIO NAVARRO | 12 DE ABRIL DE 2013 | CRÓNICA

Wunderkammer. / CIRCA.

















La oscuridad precede a una figura elegante y sexy, observada por un celoso foco y cientos de ojos, que somete aros al caprichoso vaivén de su voluntad bajo notas graves y mustias de piano. Cansada de hacer rotar miradas alrededor de sí, baja los brazos. El escenario recibe otras seis siluetas situadas en sus diferentes extremos y adopta un carácter anárquico que impide contemplar todo cuanto ocurre sobre él. Como en la vida, hay que elegir dónde mirar.

El humor, como todo lo demás, proviene de los cuerpos, que conciben todo tipo de acrobacias desde la naturaleza robótica que les inspira el dubstep que acompaña la acción. La fuerza y la elasticidad bailan dramáticamente y arrancan una exclamación del público cuando salvan a los gladiadores de lidiar con el suelo. Un espectáculo humano, sin artificios, sin magias. Lo corpóreo define las distintas relaciones entre estos siete adonis australianos.

Salen y entran, menguan y se multiplican. Sobre una barra elástica vertical, los androides, el presumible futuro de la especie, dan paso a nuestros antecesores, que tornan presente el pasado colgados con la facilidad con la que un chimpancé pende de un árbol, pero con la sensualidad de los dioses. Los cuerpos se transforman en poesía y cada movimiento es un verso, medido, coordinado, rítmico y ordenado por el dueto violín-piano que colma los oídos. El esfuerzo se autodenomina lírica.

Hazañas físicas increíbles, sutileza erótica e ingenua comedia en esta mezcla de circo y vodevil. Caber, sostener, saltar, lanzar y amortiguar lo imposible. Noventa minutos con cuatro hombres y tres mujeres que no merece la pena tratar de explicar, porque como dijo Óscar Wilde, la belleza es tan superior al genio precisamente porque no necesita explicación. El espectáculo Wunderkammerque presenta la prestigiosa compañía australiana Circa -una de las más reconocidas del mundo- no está hecho para leerse. Desde ayer y hasta el 11 de mayo en el Teatro Circe Price de Madrid. Pasen y vean, la función está a punto de encantarles.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks