CÓMO ACERTAR CON MAMÁ

JUAN ANTONIO NAVARRO | 01 DE MAYO DE 2013 | REPORTAJE

MR. WONDERFUL.














El primer domingo de mayo, vástagos, es de las madres. De las madres, de El Corte Inglés -amante codicioso de cualquier 'día de'- y de los hijos, porque madres hay unas cuantas pero no hay en este mundo quien se salve de ser hijo y a todos nos toca pensar en algo con lo que honrar el don de dar la vida. Cuando eramos pequeños e ingenuos bastaba con un dibujo a cuatro colores con un 'te quiero' colgado de un sonriente sol primaveral con gafas de sol -vaya una paradoja- y tímidos rayos o una cutre manualidad hecha de cartulina, botones y una preocupante cantidad de cola adhesiva, pero más tarde la cuestión se complicó. Pensemos.

O mejor, plagiemos. Tomen una fotografía de infancia, pero no una cualquiera, sino esa con la que vuestras madres pierden la objetividad -¡qué guapo!- y la noción del tiempo -¡si parece que fue ayer! Guárdenla, fotografíenla con el móvil o reténganla en la memoria en caso de poseer un cerebro 'sheldoniano'. Vayan al mismo lugar, vistan la misma ropa, luzcan el mismo peinado y reproduzcan exactamente la fotografía. Dos instantáneas casi idénticas -ya quisierais muchos- tras tanto margen temporal es una bonita forma de expresar que en el fondo nada ha cambiado. La idea se la debo a los hermanos Pritchett, Claire y Mitchell, de Modern Family. Esperemos que vuestras madres sean algo más agradecidas que el adusto Jay.

Otra idea poco consumista y de gran valor es el cambio de roles. Siendo el domingo el día del descanso y este domingo en especial, según las predicciones, un día caluroso y apacible, qué grato sería para una madre, tan acostumbrada a proveer ricos y nutritivos platos como poco acostumbrada a recibirlos, sentarse en la mesa y disfrutar sin el trabajo previo en los fogones. Aquí la decisión es singular y cada cual conoce el paladar de su madre, pero para los despistados, una sabrosa apuesta vegana -que los animales también son madres-: de primero, sopa de zanahoria y coco; de segundo, unas croquetas de champiñones y puerros acompañadas de patatas al ajillo; y de postre una tarta de calabaza. Las recetas son fáciles de encontrar en internet y si prestáis atención a no dejar muy patas arriba la cocina, os lo agradecerán.

Pero si lo vuestro no es la implicación, hay otras opciones. Los más tradicionales y sosos, todo hay que decirlo, pueden salir del paso tirando de clásicos: el ramo de flores -absténganse quienes tengan hermanos alérgicos, os lo agradeceremos-, la caja de bombones o la tarjeta de felicitación. Más considerado, teniendo en cuenta la presión y tensión de la maternidad, puede resultar un cupón para un spa o para una sesión de masaje, o una entrada para el teatro. Si vive en Madrid, dos buenas opciones pueden ser el espectáculo Wunderkammero el musical de Sonrisas y Lágrimas -infalible-.

Por último y para buscadores de lo imperecedero, de lo material y constante, la lista es infinita. Casi es tan difícil elegir el regalo físico ideal para las madres como lo sería elegirlo para todos los Alfredos del mundo. Si no conoces muy bien a mamá y quieres apostar sobre seguro, la conocida marca de ropa H&M rebaja el precio de algunos de sus bolsos de bajo coste para la ocasión, y la marca francesa BCBG París hace una selección especial de sombreros con los que defender a nuestras antecesoras del ir y venir de mayo del calor en la nuca al chispeo sobre la cabeza. Un poco de buen gusto, felicidades y hasta el año que viene.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks