DENNIS HOPPER. EN EL CAMINO

JUAN ANTONIO NAVARRO | 09 DE MAYO DE 2013 | EXPOSICIONES

Jane Fonda Malibú - Los Ángeles, 1965. Dennis Hopper. / THE DENNIS HOPPER ART TRUST.



















Dennis Hopper no fue nunca un tipo fácil, un miembro más de la industria cinematográfica de Hollywood. Rebelde y crudo, el éxito que le deparó la contracultural Easy Rider (Buscando mi destino) (1969), bajo su dirección y coprotagonizada junto a Peter Fonda y Jack Nicholson, no sirvió sino para sumirle en un estado de autodestrucción, adicciones y rechazo a la fábrica de cine californiana. Hombre sin fronteras, usó algo más que la cámara de vídeo para expresar su turbulenta vida interior. Fue James Dean quien le aconsejó llevar consigo en todo momento la cámara fotográfica. De esta forma nació el Hopper de la instantánea al que el Museo Picasso de Málaga rinde homenaje con la exposición fotográfica "Dennis Hopper. En el camino", abierta desde el pasado 29 de abril y hasta el 29 de septiembre.

La muestra es un recorrido inconcluso. De las más de diez mil fotografías que el artista de Kansas City recolectó, la exposición incluye tan solo 141 de ellas, la mayoría captadas durante la década de los sesenta y algunas de ellas nunca vistas en nuestro país, además de una selección de obras de artistas de su círculo como Andy Warhol, Roy Lichtenstein o Ed Ruscha, dos vallas publicitarias diseñadas por el propio Hopper, cartelería de algunas de sus películas, libros, revistas y discos e incluso una exhibición de tres pruebas cinematográficas que le hizo Warhol en el 64. Tal vez la muestra sea insuficiente para comprender a Hopper, pero sirve para entender parte de la cultura norteamericana de aquel entonces.

La cámara de Dennis Hopper metió las narices en fiestas de Hollywood, en sets de rodajes donde inmortalizó a numerosos actores y actrices, en paisajes urbanos llegados tras horas y horas de carretera, y en los movimientos sociales que transfiguraban parcialmente el statu quo, fotografiando a artistas comprometidos como Allen Gilsberg y a líderes como Martin Luther King, en una larga lista que también incluye a James Fonda, Ike y Tina Turner, James Brown, Paul Newman o John Wayne. Un recorrido por la obra testimonial de un artista que nunca creyó en las fronteras que separan las diferentes manifestaciones artísticas, y que según su hija Marin Hopper, "siempre quiso ser recordado como fotógrafo y también como artista, por eso viajaba a todos los lugares con su cámara". Lo dicho, un mito del cine, y mucho más.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks