JAMES BLAKE DIGNIFICA MADRID

JUAN ANTONIO NAVARRO | 08 DE MAYO DE 2013 | NOTICIAS

James Blake en concierto en Madrid.
















Miércoles 29 de mayo el cuándo, el Teatro Kapital de Madrid el dónde, Overgrown el qué, James Blake el quién, y el hecho de que una actuación del que es uno de los compositores más importantes de esta temprana década sea ineludible para cualquier ente de oído y alma sensibles el por qué. Con apenas veinticuatro años, el londinense ha tenido que enfrentarse a la presión y el agobio que el súbito y vehemente éxito de su álbum debut, James Blake (2011), trajo consigo. "No quiero ser una estrella sino una piedra en una orilla, un marco solitario en una guerra." Con la fatiga sobre los hombros y el descubrimiento del primer amor de por medio, James Blake ha vuelto con más sentimiento, tal vez de manera más accesible, pero con el mismo soul electrónico, único, capaz de agitar zonas del cerebro acostumbradas a permanecer inertes.

Andaba el mundo al acecho de algo nuevo de James Blake tras aquel maravillo "Fall Creek Boys Choir" junto a Bon Iver, con esa predisposición al salto tan ambigua, presta a abrazar o dentellar la pieza con idéntica pasión. Tuvo que ser lo primero. Si con su primer y homónimo álbum James Blake exploró más allá de aquel eufórico dubstep de sus primeras maquetas para producir un sonido, y dista mucho de ser un tópico, genuinamente único, mezcla del mismo dubstep, el house o el R&B, en Overgrown la paleta creativa es aún más amplia.

Como él mismo ha reconocido, en James Blake quiso dejar a un lado ciertos elementos, como el dance que tanto le gusta, para deshacerse de ciertas etiquetas. Ya no lo necesita. La balada y lo electrónico se encuentran en la intimidad distante, abren huecos al hip hop en "Take A Fall For Me" de la mano de RZA (Wu-Tang Clan), glorifican el house en "Voyeur" y dan la bienvenida a un Brian Eno entregado al experimento en "Digital Lion", a quien el propio James Blake afirma no poder comprender musicalmente. "Porque él es un genio y yo no". Permite que lo desmintamos, James. Eres más que una promesa de la electrónica contemporánea, eres una realidad esperanzadora y apacible. Y ninguna portada sosaina de mirada perdida y ciervos taciturnos podrá hacernos cambiar de parecer.


© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks