LOS ZIGARROS: "EL ROCK YA NO TIENE NADA DE CONTRACULTURA Y REBELDÍA"

JUAN ANTONIO NAVARRO | 21 DE MAYO DE 2013 | ENTREVISTA

Los Zigarros. / UNIVERSAL MUSIC.



















En la cafetería del Hotel Vicci Capitol de Gran Vía, sentados en un sillón de extraña geometría incomprensiblemente cómodo y comiendo unos cacahuetes aguardan los hermanos Tormo, ex Perros del Boogie. No da la impresión de que el tabaco sea muy bienvenido en este panorámico y pulcro lugar, pero Los Zigarros son demasiado grandes para que alguien pueda echarlos. Aferrados a un rock pretérito que parece alejarse más y más en la memoria colectiva, su música, cargada de guitarras y electricidad, es ciertamente el cigarro del descanso o de la noche del viernes. Un símbolo no de rebeldía, sino de liberación. Un recuerdo doméstico de aquellos Elvis o The Rollings Stones que un día movían el mundo.

"Los rockeros somos así, si el que viene detrás de ti lo hace guay le apoyamos"

Conversabais antes sobre la cultura del todo gratis que tanto se lleva ahora, y precisamente vengo de debatir sobre esto con un amigo que apoya la subida y bajada de música de manera gratuita en la red y la desaparición del CD, de modo que el artista trabaje de manera altruista o buscando vías de financiación diferentes. ¿Qué pensáis vosotros?

Álvaro Tormo: Lamentablemente esto no funciona así, porque tampoco vivimos en un país en el que la gente vaya a los conciertos tanto como va en otros países. Pero además, ¿colgar una canción gratis en internet? ¿Por qué? Ser músico es un trabajo. ¿O no cobra un camarero por servir una paella en un restaurante?

Te continúo argumentando su postura porque creo que la comparte mucha gente hoy en día. Él cree que el músico y en general cualquier artista no es estrictamente necesario en la sociedad como puede ser un médico o un abogado. El arte es algo personal y pasional, no un oficio.

Álvaro: Es su opinión pero estoy completamente en desacuerdo. Ese pensamiento es el que hará que la cultura sea cada vez de menor calidad y se vaya a la mierda. El disco que hemos grabado nosotros, Los Zigarros, por ejemplo, no lo puedo grabar en mi casa.

Según él, con pocos recursos se puede conseguir un buen sonido.

Ovidi Tormo: Nos vas a dar la dirección de tu amigo y vamos a ir a su casa. No, es broma, pero eso significa que no tiene ni puta idea.

Álvaro: Y también podrías decir lo mismo del periodismo. Que cada cual cuelgue su crónica del concierto en su página y que la gente lea eso en lugar de leer revistas. Se pierde mucha calidad. Si ninguneas los oficios, especialmente los relacionados con la cultura, estamos tirándolo todo, y más en esta época que parece más gris que nunca y que la cultura sobra. Que país más horrible aquel en el que no hay cultura. Necesitamos salir a ver conciertos, a ir al teatro, a ir al cine... Al menos yo lo necesito. Sino, ¿qué? ¿Trabajar y ya está? Ostia, no puede ser.

Ovidi: La razón por la que hay descargas es porque de repente, con un ordenador, puedes tenerlas gratis, pero eso no las justifica. No es que la música merezca ser descargada, simplemente puede ser descargada. Tú puedes ir a la frutería, robar dos manzanas e irte corriendo. Claro que puedes.

Álvaro: En el fondo, gastarte diez euros en un disco son dos paquetes de tabaco o una copa en un  garito. Así que al final es o beberte una copa o tener un disco con calidad y con su libreto en tu colección.

Ovidi: De todas formas, que los discos estén o no estén caros o que ir al teatro sea o no sea caro es otra discusión diferente. Aunque ciertamente lo están.

"El rock ya no tiene nada de contracultura y rebeldía"

Vamos a Los Zigarros. Vosotros hacéis un rock rescatado de décadas pasadas y que escasea en España, donde triunda un rock más melódico y menos guitarrero. ¿Está el rock and roll más puro y clásico en vías de extincion?

Ovidi: Sí. En España sí. Lo noto en los colegas y las bandas que se montan, en las que me cuentan que se montan, en los discos que compra la gente de mi alrededor... Sí. A veces estoy en casa oyendo a Elvis o a Muddy Waters y pienso: "¿cuántas personas estarán oyéndolo ahora mismo en España?"

Álvaro: Sí, parece que es una cosa como de viejos, pero en el fondo es muy fresco, o eso nos dicen todos los que han escuchado nuestro disco. Hay también mucha gente que dice: "¡Ya era hora de que alguien hiciera esto!" Se hizo en los ochenta y en los noventa en este país. Grupos como Los Rebeldes, Los Rodríguez, Gabinete Caligari, Loquillo, Rosendo, hicieron un rock clásico cantado en castellano de puta madre. O sea que sí se puede hacer y a la gente le gusta, pero es verdad que está en vías de extinción. Nosotros estamos aquí para clonarlo de nuevo.

Lo que sí es cierto es que el rock fue en sus inicios un género transgresor que pisaba muchos tabúes y que hoy en día ya nadie se escandaliza por oír hablar de sexo o drogas. Ha perdido parte de su razón de ser.

Ovidi: Totalmente. Un rapero habla de cosas de las que Keith Richards no ha hablado en su vida ni hablará y nadie se escandaliza por ello ni porque salgan tias desnudas en los videos. El rock ya no tiene nada de contracultura y rebeldía. El rock nace en América en tiempos muy puritanos como un revulsivo cultural, pero eso ya no le interesa a nadie, ya pasó.

Álvaro: Ahora solo queda la música, que es maravillosa.

Ovidi: La electricidad, la fuerza y la positividad que tiene es lo que nos queda.

Esa positividad y ritmo de la que hablas le sobra a "Voy a bailar encima de ti", uno de los mejores cortes de vuestro álbum debut, y sin embargonadie bailará con él porque ya nadie baila con el rock o el pop. Los géneros electrónicos mandan.

Ovidi: Pero hace veinticinco años que nadie baila con el rock. En garitos especializados sí, pero en grandes discotecas nada. Tú pones a Eric Clapton en la discoteca más puntera de Madrid donde están todos los pibones y es como esos robots que de pronto se colapsan y les comienza a salir el líquido ese de la cabeza y se mueren. (ríen)

"Qué país más horrible aquel en el que no hay cultura"

Aquel modo de vida rockero, desfasado y entregado a las drogas y la lujuria, ¿es una caricatura o un deseo inalcanzable?

Álvaro: Es una manera de vivir, aunque tampoco hay que tomárselo muy a la tremenda. Nosotros vivimos mucho en la calle. La vida de los rockeros, sobre todo de los músicos rockeros, es mucho de estar en la calle y en garitos, beber cerveza y acostarse tarde. La cultura de bares es maravillosa, ir con tus amigos a tu bar a beber cerveza y escuchar buena música. Aunque desgraciadamente están cerrando garitos sin parar.

Ovidi: De todas formas, hoy en día lo del sexo y las drogas son cosa de todo el mundo. En su momento, durante un breve periodo de tiempo, formaba parte únicamente de los rockeros, pero luego todo el mundo quiso hacerlo y se ponía hasta el charcutero. ¿Qué es ser rockero hoy en día si todo el mundo se folla a las que quiere y se pone ciego igual? La única diferencia es la forma de ver la vida, desde la música, la sensibilidad, la tolerancia y otros valores que se están perdiendo, no el sexo o las drogas, porque eso lo hace cualquiera.

Álvaro: Y a veces folla más el charcutero que el rockero. Eso es así. El rock lo que sí tiene es una carga fuerte de experimentación, especialmente los subgéneros de los sesenta como la psicodelia de Pink Floyd, y de liberación de la mente. En nuestro disco hay un poco de ese sentimiento del currante, que lo hemos sido todos, que trabaja en un sitio que no le gusta y sale el viernes a divertirse con sus amigos porque necesita escapar y liberarse y ser feliz. Tiene un punto alegre el disco.

En la presentación que hicisteis el pasado día 6 en la sala Moby Dick, Carlos Tarque (M-Clan) dijo algo así como: "El rock ya no está huérfano". ¿Publicidad desmesurada o verdad por confirmar?

Álvaro: Lo que ocurre con Carlos Tarque es que es nuestro amigo, casi de la familia. Ovidi vive en Denia y Tarque en un pueblo que está prácticamente a cinco minutos y hacen mucha vida juntos. Es como nuestro tío o algo así. Y ese fue un comentario muy bonito y que nos hizo flipar en colores, porque aunque lo conozcamos mucho, es un honor que diga algo así de nosotros, pero del que no podemos hacernos cargo. No te puedes tomar eso en serio. Nosotros vamos a intentar hacerlo lo mejor que podamos.

Ovidi: Él cree mucho en nosotros, porque ve cierta frescura y relevo generacional, y por eso dice algo así. Se lo agradecemos e intentaremos estar a la altura.

En ese mismo concierto estaban también Fito Cabrales, Quique González, Carlos Raya, que además ha producido vuestro álbum... ¿Cómo conseguís rodearos tan bien?

Ovidi: Porque nuestro mánager, Last Tour International, es también el mánager de todos ellos.

Álvaro: Pero ya conocíamos a algunos de ellos antes y todos sienten lo mismo al ver a unos chavales nuevos tocar el rock que les gusta y que siempre han hecho. Los rockeros somos así, si el que viene detrás de ti lo hace guay le apoyamos.

"Si ninguneas los oficios, especialmente los relacionados con la cultura, estamos tirándolo todo, y más en esta época que parece más gris que nunca y que la cultura sobra"

Antes de montar Los Zigarros tocábais en Los Perros del Boogie. ¿Por qué dejásteis ese proyecto para montar este otro?

Álvaro: Cumplimos una fase con ellos y decidimos dejar la banda y montárnoslo por nuestra cuenta por razones musicales. Pero ahí quedan cuatro años, un disco del que vendimos dos mil copias sin mánager ni compañía, haber tocado en el programa de Buenafuente y haber teloneado a AC/DC. Simplemente una fase se acaba y empieza otra.

Ovidi: De repente necesitas un cambio.

¿Pudisteis hablar con AC/DC?

Ovidi: Hay mucha barrera. Son señores mayores que llevan tocando cuarenta años y cada noche hay dos o tres grupos que quieren verles.

Álvaro: Les vimos de lejos. Al stage mánager de AC/DC, cuando tocaron en Bilbao, les preguntamos si había alguna manera de que le diésemos la mano a Angus Yong y nos dijo que los conocía, que son gente de puta madre y que le diría al primer mánager personal del grupo que les queríamos conocer. Un mánager se lo dice a otro mánager y este mánager a otro, así hasta quince mánager antes de llegar a AC/DC, y claro, por el camino la información se pierde.

Ya que hemos hablado de AC/DC, si tuviéseis que salvar tres discos, y teniendo en cuenta que serían la única referencia para que los futuros habitantes del planeta entendiesen qué era el rock, ¿cuáles elegiríais?

Álvaro: El Led Zeppelin IV y... ostia es que solo tres discos es una putada.

Ovidi: Yo diría Exile on Main St. de The Rollings Stones, algo de Elvis y algo de Chuck Berry.

La última: ¿cuando sale Los Zigarros?

Álvaro: El 18 de junio en todos los formatos, aunque el vinilo saldrá más tarde.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks