ANNIE LEIBOVITZ, LA FOTÓGRAFA MEDIÁTICA

JUAN ANTONIO NAVARRO | 02 DE JULIO DE 2013 | REPORTAJE

Annie Leibovitz, Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación 2013.
















Cualquier entendido de la fotografía podría, sin ninguna duda, revelarnos nombres de profesionales de la instantánea de semejante o incluso superior talento que el de Annie Leibovitz, o eso pienso yo, tan acostumbrado a descubrir tardíamente que tras la superficie se esconde una lista interminable de genialidad para los no entendidos en cualquier materia. Pero ninguno de estos señores y señoras podrá citar una fotógrafa de mayor repercusión mediática que la artista de Waterbury, Connecticut.

Annie Leibovitz ha recibido numerosos premios que la acreditan como la fotógrafa más influyente de nuestros tiempos, como el concedido por la revista American Photo en 2005, pero es por el Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación 2013 por el que estamos hoy aquí hablando de su trabajo. Su reconocimiento ha llegado a España como lo ha hecho al resto de países del mundo. Es la fotógrafa mejor pagada del planeta y su firma es testimonio indiscutible de calidad.

Entre sus incursiones fotográficas se cuentan el seguimiento de los míticos Rolling Stones en su famosa gira de 1975, "Rolling Stones Tour of the Americans"; la cobertura de la Copa Mundial de Fútbol de México del 86 o la de los Juegos Olímpicos de Verano de Atlanta del 96; la documentación fotográfica de la campaña electoral de la senadora Hillary Clinton; o el proyecto "Walt Disney world's year of a million dreams" (El año del millón de sueños del mundo de Walt Disney) de 2007 encargado por la propia multinacional. Un reportaje creativo donde Annie Leibovitz combinaba las historias de Disney con la figura de algunas celebridades.

Angelina Jolie figurando como Esmeralda de El Jorobado de Notre Damme (1996). / A.L.


 
Julianne Moore figurando como La Sirenita (1989). / A.L.

Pero es precisamente en ese medio ingrediente de este proyecto Disney, el retrato de celebridades y figuras públicas, donde ha destacado Annie Leibovitz a lo largo de su carrera. Nadie, y mucho menos la propia fotógrafa, olvidará que Annie Leibovitz fue la última persona en inmortalizar a John Lennon, en una sesión fotográfica que tuvo lugar varias horas antes de que el líder de The Beatlles, y uno de los artistas más determinantes de la historia del siglo XX, fuese asesinado. Era el 8 de diciembre de 1980, y de aquella sesión, con la que se iba el último pedazo del alma del británico, nació la famosa portada de la edición de enero de 1981 de la revista musical Rolling Stone, en la que un John Lennon completamente desnudo abrazaba y besaba a una Yoko Ono vestida, tumbados sobre una cama.

A.L.



También fue obra suya la controvertida portada de Vanity Fair  que mostraba a la actriz estadounidense Demi Moore luciendo desnuda su avanzado embarazo. Y el divertido retrato de la comediante Whoopi Goldberg sumergida en una bañera llena de leche, a quien volvería a fotografiar para el citado "Walt Disney world's year of a million dreams", donde figuraba como el genio de Aladín (1992).

Sabia electora y flagrante elegida, acostumbra a llegar a muchos rincones antes que ninguna otra cámara: fotografió a George Bush y su gabinete poco después del atentado del 11 de septiembre de 2011; capturó en Alemania a un Mijaíl Gorbachov dejando atrás el Muro de Berlín; fue la primera fotógrafa -y fotógrafo, se entiende- en demostrar con su cámara la existencia de la hija de Tom Cruise y Katie Holmes; levantó fuertes críticas con la publicación de una instantánea de la cantante Miley Cyrus semidesnuda con tan solo quince años de edad; e Isabel II del Reino Unido la eligió como fotógrafa testimonial de su visita al Estado de Virginia.

El gabinete del presidente Bush en la Casa Blanca. / A.L.






Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la URSS. / A.L.


Katie Holmes junto a su hija, Suri Cruise. / A.L.


La reina Isabel II siendo retratada por una estadounidense por primera vez en la historia. / A.L.

La lista es inacabable. Sería más sencillo nombrar a los actores, actrices, músicos y deportistas que Annie no ha fotografiado. Es más, si nunca has estado frente al objetivo de Leibovitz, es probable que no seas una celebridad. Baja esos humos campeón.

Inmortalizó en su día a algunas de las estrellas musicales más brillantes, como Bob Dylan, Bruce Springsteen, Mick jagger o Michael Jackson. Reunió y eternizó a Maradona, Pelé y Zidane durante un partido de futbolín. Y volvió a juntar a todo el elenco de la aclamada serie televisiva de la HBO Los Sopranos, razón que aprovecho para despedirme del maravilloso actor James Gandolfini, fallecido hace unas semanas a causa de un infarto durante unas vacaciones en Roma, pero sobre todo de Tony Soprano, tal vez el personaje televisivo más importante de la historia. Eterno y vigente. Tony Soprano jamás morirá. Es una leyenda, de una forma diferente a como lo es Annie Leibovitz, pero leyendas al fin y al cabo.

Maradona, Pelé y Zidane en el café Maravillas de Madrid. / A.L.


Elenco de la serie de la HBO Los Sopranos. / A.L.



© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks