CARLA MORRISON: INDIE CON SABOR A TEQUILA

ANA RODRÍGUEZ | 19 DE NOVIEMBRE DE 2013 | ENTREVISTA














Habla de amor, de desamor y de fe. Y aunque el disco que nos presenta se llame Déjenme llorar, si algo caracteriza a Carla Morrison es su gran sonrisa. Autodidacta, rebelde y de firmes convicciones, ha cruzado el charco para ofrecernos una nueva propuesta: Canciones de amor con toda la esencia de México entre sus notas. Y no podemos permitirnos perderle la pista, porque probablemente sea la gran revelación de la música indie latinoamericana.

“No me importa cantar y decir que me rompieron el corazón, no me importa tener tatuajes, no me importa no ser la más flaca de la escena... No me importa nada, lo que me importa es ser feliz”

Siempre has tenido una clara vocación artística, pero ¿cómo decides hacer de la música tu forma de vida?

Cuando tenía 2 años lo tenía muy claro, me encantaba la música. Pero a los 16 dije: quiero hacer esto. Estaba en una banda de covers con la que tocaba las maracas y hacía los coros, a la que le iba muy bien y querían llevarnos de gira por México. Pero yo pensé que quería tener mi propio proyecto, aprender a tocar algo... Entonces le dije a mis padres que me quería ir a EEUU, a estudiar y a ver qué pasaba. Allí fui a la escuela, pero no entendía la música, y comencé a hacerla por mi cuenta y así comencé con Babaluca, la banda. Duramos tres años juntos, porque para ellos era más un hobby, sin embargo yo me lo tomaba más en serio y pensaba hay que hacerlo, hay que intentarlo.  A partir de ahí empecé como solista, regresé a México y saqué mi EP, Aprendiendo a aprender. Fue muy chistoso porque lo colgué en MySpace y el segundo comentario fue de la Julieta (Julieta Venegas) y desde ese momento comenzaron a salir actuaciones: primero un café, luego una ciudad, luego otra ciudad más lejos... Fue un poco como que Internet me puso ahí, en el radar

Podemos decir entonces que pegaste el salto gracias a las redes sociales, ¿cómo te llevas ahora con ellas?

Me parece que Internet es un arma definitivamente de doble filo, pero muy útil para los músicos independientes porque yo no tengo discográfica multinacional pero tengo el WiFi, y puedo subir vídeos, fotos a Instagram de lo que vamos haciendo... Y me encanta, porque me permite estar cerca de los fans, que no me idealicen, que vean que soy una persona normal, que estoy trabajando...

Esta es tu segunda visita a Europa, ¿cómo fue la primera vez cruzaste el charco?

Vinimos con Russian Red, Xoel López y Natalia Lafourcade a hacer cinco fechas: tres acá, una en París y otra en Amberes. Vinimos en dúo y fue muy bonito, telonear, abrir paso al show y que a la gente le gustara mi música... me encantó. Me hicieron un comentario que nunca me había hecho: estamos acostumbrados en Europa al talento musical, hay mucha gente con mucho talento en Europa. Pero nunca nadie nos había impactado tanto emocionalmente. Creo que conseguí conmover a los inconmovibles...

“Yo no tengo discográfica multinacional pero tengo el WiFi”

¿Y qué esperas de esta segunda visita? 

Estoy emocionada a ver qué pasa, pero la verdad es que sólo espero que me escuchen, poder cantarles, llegar a las expectativas y... pasarlo bien. Pero no espero mucho porque se que acá tengo que trabajar mucho. 

Podemos considerarte una artista indie, pero ¿cómo es el panorama indie en México?

Está en movimiento, pero como en todas partes el lifestyle indie es difícil, es trabajar mucho y tratar de que salga adelante tu música. Yo creo que en México se está dando cada vez más, pero creo que es igual de difícil que en todos lados. Es la misma fórmula: trabajar un montón. Aunque si que hay un gran movimiento de músicos independientes, y no sólo en México, sino en toda Latinoamérica. Yo ahora tengo una productora a la que me llegan muchos proyectos independientes y me gusta mucho ver cómo hay una movida indie más viva y cómo hay tantas propuestas nuevas y tan lindas. 

¿Cuáles son tus referentes en la música?

Tengo un montón de referentes de los que siento que agarré lo mejor de cada uno y es lo que me inspira, pero un ejemplo a seguir para mi en la música es Thom Yorke de Radiohead. Curiosamente, fue mi hermano el que me lo descubrió, y desde que comencé a escucharlo siempre ha sido mi soundtrack. Disco que sacan, disco que vuelve otra vez a marcarme. En el momento en que escuche There, there del disco Hail to the Thief cambió mucho mi manera de ver la música. Siempre me hace recordar mi adolescencia, me hace recordar por qué estoy haciendo lo que hago. Hay algo en la esencia de lo que hace y de lo que produce que siempre me recuerda por qué estoy aquí. 

"Soy una romántica empedernida y no tengo problema para hablar del amor"

Se hacen muchas referencias a tu estilo y a tu forma de vestir, ¿por qué crees que llama tanto la atención a la gente?

No sé... Yo creo que es porque hay un estereotipo de que si cantas tienes que ser de una determinada forma, es como que hay una fórmula y... yo hago boicot a todas las fórmulas. Supongo que es eso. También en México creo que no había habido un músico, y mucho menos una chica, con tatuajes, cantándole al amor y siendo medio punk en el sentido de que yo hago lo que quiero, me vale madre. No me importa cantar y decir que me rompieron el corazón, no me importa tener tatuajes, no me importa no ser la más flaca de la escena... No me importa nada, lo que me importa es ser feliz. 

¿Crees que hacer lo que te da la gana es la fórmula del éxito?

Yo creo que si. Yo he hecho lo que me han dicho mis corazonadas, culpo a Dios en el sentido de que siento que es él quien me ha da esas corazonadas y esas ideas, y me hace sentirme libre y feliz con lo que soy. Mucha gente siento como que me dicen, qué bueno que existes, o existe tu música, o existe tu forma de pensar porque hacía mucho que no existía alguien así.

Dices, y de hecho llevas tatuado que das las gracias a Dios, ¿eres una persona muy creyente?

No tengo una religión, pero sí que la vida espiritual es algo muy importante en mi vida. Es algo que viene desde casa, pero porque en mi familia siempre quisimos poder entender alguna religión y nunca lo pudimos hacer. Por eso, tratamos de tener una relación personal con Dios y al menos para mi es lo que me ha mantenido acá, tranquila y viva. Me parece un poco tonto tratar de ignorar lo divino porque ¡aquí está! Está en todos lados. Por eso trato de tener una conexión con Dios muy constante y siempre trato de tenerlo muy presente, porque me da tranquilidad, me da paz, me da fe, me da felicidad. Y me hace tener el corazón y la mente más abiertos a perdonar, a entender...

“Mi música es alternativa pero es muy mexicana, se lleva muy bien con el tequila”

Has tenido 6 nominaciones y 2 premios Grammy, ¿cómo fue esto para una artista joven e independiente como tú?

Yo iba al doctor. Me había dicho mi mánager que ese día iban a estar nominando y que tuviera el móvil a mano, pero yo dije ¡bah! Pero de repente comenzaron a llegar nominaciones y pensaba... no mames... Fue algo muy loco. Pero muy bonito, definitivamente te sorprende pero, al menos a mi, no me define. Y lo que me encanta de que me hayan nominado es el mensaje que se envía a mis colegas independientes de que todo se puede, no importa que seas independiente o lo que seas. Lo que importa es que le eches ganas, que mandes tu disco y que pruebes suerte. Por eso no me importaba ganar o no, lo importante es que ya había llegado hasta ahí. 

Tienes dos EP y el disco que ahora nos presentas, Déjenme llorar. ¿Qué es lo siguiente?

Pues ojalá otro disco, tengo muchas canciones ahora y tengo la idea de hacia dónde quiero que vaya, se quién quiero que me lo produzca... pero todavía no hay tiempo. Ahora, en una semana, sale la reedición del disco con cinco temas reversionados y un documental de cómo yo viví todo este fenómeno, porque este disco ya tiene casi dos años de vida. Hay prevista una última gira en México y estoy pensando que a lo mejor ahí en medio se puede empezar a grabar el siguiente disco para sacar algo. Pero también tengo ganas como de esconderme un rato, tengo ganas de descansar. Aunque yo no soy el tipo de persona que descansa, todo el rato estoy buscando qué hacer nuevo. Ahora mismo tengo muchas ideas en la cabeza, pero ahora mismo lo que necesito es llegar a casa de mi mamá y estar como un mes sin hacer nada para poder digerir todo. 

Por último, me gustaría preguntarte ¿es difícil hacer canciones de amor en los tiempos que corren?

No, o al menos para mi no. Es cierto que las tecnologías han vuelto un poco frío el amor, pero para mi no es difícil. Yo soy una romántica empedernida y no tengo problema para hablar del amor. Incluso he estado en lugares donde la gente es muy fría, pero en mis conciertos es como que bajan la guardia, se quitan la máscara. Y siento que mucha gente lo agradece, me han dicho muchas veces, gracias a tu disco puedo volver a enamorarme o  gracias a tu disco sentí que alguien me comprendía. Y me parece un poco triste que tengamos que recurrir a discos de antaño para sentirnos comprendidos, porque el amor no pasa de moda. 

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks