LA ENERGÍA DE CYAN LLENA LA SALA EL SOL

ANA RODRÍGUEZ | 20 DE DICIEMBRE DE 2013 | CRÓNICA














Hace poco menos de un año estuvieron en la capital presentado su último trabajo, Delapso. Sin embargo, era evidente que había muchas ganas de Cyan. Clara muestra de ello fue el lleno absoluto en el concierto de anoche en la mítica Sala El Sol de Madrid. Un directo en el que dejaron claro que saben darlo todo encima de un escenario tanto como saben lo que tienen que dar a su público. 

Una de las callejuelas paralelas a la Gran Vía madrileña, se llenaba ayer de gente a la espera de que se abrieran las puertas de la legendaria Sala El Sol de la capital. Se notaba entre los que estaban allí pasando frío que tenían ganas de Cyan. Fue larga la espera, un poco más de lo previsto, pero el último concierto del año que Cyan ofrecía en Madrid era una cita que muchos no quisieron perderse.

Cuando los más puntuales ya estuvieron acomodados en la sala, salió al escenario una chica con una guitarra. Era Ana Muñoz, que tenía media hora para cantarnos sus temas e intentar dejarnos con ganas de más. Una dulce voz acompañada de unas melodías con su guitarra embaucaron a todos los que la escucharon. Además, pudo demostrarnos (aunque ella dijo que no le iba a dar tiempo de hacerlo) que además de cantar, es simpática e ingeniosa. Una de las notas curiosas fue que Ana Muñoz se atrevió a versionar una de las canciones de la banda a la que teloneaba. Y mientras ella cantaba Turistas Heridos y el público la coreaba sin parar, fueron latentes las ganas que había esa noche de Cyan. Porque mientras ella cantaba, seguía llegando gente a la sala, tanto que para cuando Ana Muñoz terminó de cantar estaba llena hasta la bandera.

Había llegado el momento de Cyan. Saltaron al escenario rebosantes de energía, esa energía que a veces parece incontrolable. Pero por momentos los problemas con el sonido fueron más protagonistas que la banda. Javier Fernández, el cantante de Cyan, fue la principal víctima de las contrariedades e imprevistos que suelen ser más habituales de la cuenta sobre el escenario. Pero una vez solucionados, Javier se sentó al piano y dijo habrá que llevar esto arriba, vamos a intentarlo, tan convencido de que lo iba a hacer que nos convenció a los demás. Tocó entonces Volando Eléctrico, tema que supuso quizás el punto de partida de una escala in crescendo hasta el clímax del concierto, que vino cuando los Cyan comenzaron a tocar los acordes de Frovocador. Para ese momento, público y artistas estaban al 200%, pero con Aquitania los barceloneses supieron hacer una pausa dramática en pleno frenesí, demostrando así que sí que saben controlar su energía.

En este punto, donde cualquier cosa podía pasar, llegó el momento de la versión. La leyenda del tiempo de Camarón, no es una versión que uno puede esperar de un grupo pop-rock, como ellos se definen. Aunque en cualquier caso, La leyenda del tiempo no es una versión que uno se espere en casi ningún sitio. Por eso, la apuesta suena arriesgada, y sin embargo por eso tiene aún más mérito hacer que el público la haga suya.

A partir de ahí, público y artistas dieron del todo rienda suelta a las ganas que se tenían. Sonaron Colectivo de raro propósito, Ballet mental,Belva y Mecanismos. Una traca final de temas que hicieron al público cantar, saltar, bailar y darlo todo en la recta final del directo de Cyan. Aunque era obvio que querían más Cyan. Por eso volvió su cantante al escenario, pero no lo hizo solo, sino que se acompañó de una guitarra. Javier Fernández demostró ser capaz de hacer cosas diferentes aunque quizá también tengamos que dar las gracias a que las condiciones de la sala eran las adecuadas para que hiciera al público sentarse en el suelo y quedarse en un sepulcral silencio. Así, cogió su guitarra y se salió del micrófono para cantarnos cerquita a los que estábamos allí, de esa manera en la que te lo hace un amigo. Congelados fue una canción dulce, una de esas canciones que te tocan un poco la fibra, que acabó con el resto de su banda tocando. Acabaron con El puente suspendido, Te deslizas y, finalmente, Sólo es una herida tema con el que pusieron la guinda final a un directo que, sin duda, fue un derroche de energía y fuerza a cada segundo.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks