LA NOCHE DEL ROCK: FALL OUT BOY Y THE PRETTY RECKLESS

ANA RODRÍGUEZ | 03 DE MARZO DE 2014 | CRÓNICA














Con una puntualidad inesperada arrancaba la noche del rock en el Palacio de Vistalegre el pasado viernes, cuando los fans de The Pretty Reckless y Fall Out Boy tenían una cita con sus bandas. Una vez más, U18 ha acercado a todos los públicos a sus bandas favoritas, aunando en un solo concierto a dos de los grupos de rock más representativos del panorama musical internacional. 

Taylor Momsen y los suyos se subían al escenario a las 20 horas con extrema puntualidad para calentar el ambiente. Comienza el Palacio de Vistalegre entero a venirse arriba mientras suenan los “gemidos” de la cantante de The Pretty Reckless, que a pesar de todo, en esta ocasión no se subió la camiseta como acostumbra a hacer en otros de sus directos. 

Tarea difícil la de telonear para The Pretty Reckless en una noche como la del viernes, sin embargo la banda ya tiene un recorrido y nombre propio, una trayectoria que los hizo ser protagonistas de su momento, pero sin brillar más de la cuenta. Supieron muy bien cuál era su lugar en un directo que duró apenas 40 minutos, lo justo para abrir boca a un público con muchas ganas de derrochar energía. Pero esos 40 minutos fueron suficientes para Taylor Momsen y su banda para hacerse con un público que estaba frenético por escuchar los temas que ya han consolidado, como “Make me wanna die”, “Heaven Knows” o el más reciente, dentro de su último disco “Going to hell”. 

La organización estuvo avispada en dejar poco más de 30 minutos de respiro para reponer un poco de oxígeno antes de que los esperados Fall Out Boy saltasen a su escenario. El público español llevaba sin disfrutar un directo suyo desde marzo de 2009, y desde entonces, muchos han sido los avatares que han sucedido a la banda de Chicago. Fall Out Boy saltó a la fama allá por 2005, y estuvo cosechando éxitos hasta que decidieron darse un descanso indefinido en noviembre de 2009. Pero en febrero del año pasado volvieron con “Save Rock and Roll”, trabajo con el que ahora giran alrededor del mundo y que los ha traído a España con sus dos fechas en Madrid y Barcelona. 

Marcaron las 21:16 horas cuando las luces del Palacio de Vistalegre se apagaban y comenzaban a sonar los primeros acordes de “The Phoenix”, tema perteneciente al último trabajo de la banda. Los chicos de Fall Out Boy salían al escenario, ataviados con un pasamontañas haciendo alusión a su serie de videoclips “The Young Blood Chronicles”, y así comenzaba la fiesta. Apenas necesitaron dos canciones para tener al público comiendo de su mano. 

Hay que reseñar la destreza con la que Fall Out Boy hizo un recorrido a través los hits de su trayectoria, en 23 temas hicieron un recorrido por todas las canciones que ya se han convertido en himnos para los seguidores de la banda de Chicago. Sonó “Alone together”, uno de los temas más cañeros y que más gustan del último trabajo de la banda y poco se hizo de esperar un gran solo de Joe, el guitarrista. Tuvo también su lugar el mítico cover del clásico de Michael Jackson, “Beat it”, que llevó al público más arriba aún si cabe.

Pero llegado el ecuador del concierto, Patrick Stump y los suyos tenían reservada una sorpresa a su público. La formación entera (a excepción del batería, Andrew Hurley) se trasladó a un pequeño escenario que estaba montado en la parte opuesta del recinto al escenario principal. Una vez allí, y para sorpresa de todo el foso, la banda eclipsó a su público con unos temas acústicos en un ambiente mucho más íntimo que creo el ambiente perfecto. 

La paz duró poco, ya que mientras el resto se trasladaba al escenario principal, Andrew Hurley aprovechó para tener su momento y hacer un solo, que precedió a los grandes temas de la banda, como el aclamadísimo “Dance, dance”, “I don´t care” o “My song know what you did in the dark”, tema que eligieron para acabar. 

Pero, como todos sabíamos, aún faltaban por sonar canciones imprescindibles en un directo de Fall Out Boy, por eso, los bises fueron los que tenían que ser: “Where did the party go”, y como no podía ser de otra manera “Thanks for the memories” y como guinda final al pastel, “Saturday”, tema que nunca ha faltado en ninguno de sus conciertos y que nos remonta a los comienzos de la banda de Chicago. 

El directo sin duda dejó satisfechos a todos los fans que tuvieron la oportunidad de llenar el Palacio de Vistalegre el pasado viernes, en un concierto que demuestra que a Fall Out Boy le queda mucho futuro por delante y que, sin embargo, ya cuenta con una trayectoria llena de éxitos. 

Fotografía: © Josh Decay.

© 2013 äll magazine spain . All rights reserved.
Designed by SpicyTricks